Al Señor Ministro de Cultura de CABA D. Enrique AVOGADRO




Mar del Plata, 11 de octubre de 2021

Al Señor Ministro de Cultura de CABA D. Enrique AVOGADRO

S-------------/------------D.-

 

Ref./ Ofensa a los católicos de la Ciudad y del país - Necesidad de un ineludible desagravio y pedido de disculpas.

 

De mi mayor consideración:

 

Lamentable e inopinadamente debo dirigirme a usted para expresar mi profunda indignación ante el literal ultraje a los católicos que significó la puesta en escena en nuestro gran Teatro Colón de una versión ‘libre’ de Theodora de Haendel.

 

La versión adaptada puesta en escena de una obra clásica que refleja la vida de una mártir cristiana del s.III desnaturaliza la creación de Haendel e introduce agraviantes componentes de las ideologías feminista y del pobrismo, ambas impugnables porque de causas nobles – la igualdad de género y el amparo, rescate y elevación de los pobres – hacen posturas agresivas y sesgadas que agrietan a nuestra sociedad aún más de lo que ya sufre. No tenemos más y mejor igualdad con el feminismo exacerbado y no salimos de la pobreza exaltando al pobrismo. En rigor, acaece todo lo contrario, cada vez más violencia de género y nos acercamos peligrosamente a más de la mitad del país empobrecido.

 

Es inaceptable que cualquiera pueda ofender a los católicos y que para peor se regocije creyendo que procediendo así, discriminatoria y ultrajantemente, se adopta una posición “progresista”. Progresista genuino es quien respeta, no quien afrenta.

 

Creo que sería honorable de su parte pedir disculpas a toda la nación y especialmente a los católicos y cristianos en general.

 

La libertad de expresión tiene como todas las libertades y cualesquier derecho el límite de la libertad y del derecho del otro. Nada hay absoluto en la vida. Se sabe y es irrefutable.

 

El Colón es para el arte y la libertad. No para el denuesto, la discriminación y la ofensa.

 

Le expreso mediante estas líneas mi profunda congoja y a la par la expectativa de una reparación moral.

 

Saludo a usted con toda consideración.

 

Alberto Asseff

Diputado de la Nación